NanoViMR – Una solución simple, rápida y compatible de contrarrestar el estrés oxidativo

En el 2014 tuve la suerte de asistir a la conferencia sobre oxígeno hiperbárico en Nueva México. Luego de muchos años de haber escuchado acerca del creciente interés en el uso de oxígeno hiperbárico para incentivar el sanado de heridas, decidí realmente sumergirme en el estudio de la investigación. Lo que más me impactó durante la conferencia fue el NanoVi.

Esta tecnología es por mucho la más revolucionaria. Aquí tenemos una solución simple, rápida y compatible que ayuda a contrarrestar el estrés oxidativo. Cuando Has Eng explicó la tecnología, mi mandíbula cayó. La investigación sobre las especies de oxígeno reactivo tienen ya 70 años. Me encanta que Eng3 haya aplicado esta investigación para crear una muy necesitada tecnología para asistir a la reparación celular. Ahora podemos alcanzar dentro de una célula. Finalmente podemos ayudar a reparar la última barrera para la sanación, nuestro dañado y roto ADN, y nuestras proteínas celulares. NanoVi libera el potencial para la física de la sanación.

Dado que el NanoVi trabaja básicamente sobre nuestro sistema nervioso autónomo, siempre le comento a las personas que mientras podemos medir la mejora, no podemos sentirla. Los nervios autónomos son aquellos que, por definición, no podemos sentir. Tampoco podemos sentir el daño hasta que es casi demasiado tarde. Es por esto, que medir las funciones estándar y realizar estudios de los resultados es muy útil para asegurarnos que estamos en el camino correcto.

En nuestra clínica estamos utilizando evaluaciones de capacidad funcional para demostrar no sólo que las personas se sienten mejor, sino que se desempeñan mejor. Sí, las personas comúnmente reportan menos dolor, mejor cognición y un aumento en el bienestar y, como resultado, pueden hacer más. Pueden salir, seguir adelante y participar en su comunidad. Mi historia favorita es la de una pareja mayor quienes estaban en una empinada cuesta abajo. Fue sorprendente lo rápido que parecieron recuperar la estabilidad y volvieron a estar tan animados como siempre. Eso es enorme.

El NanoVi saca el máximo provecho de la ingeniería alemana. Es muy robusto y está bien hecho. El dispositivo es tan fácil de utilizar, simplemente presionas el botón de encendido; lo que los pacientes pueden hacer sin la necesidad de asistencia. El personal de Eng3 ha provisto un excelente servicio al cliente.

Dr. Paula Strait

Dr. Paula Strait