TOB utiliza una cámara presurizada para aumentar la cantidad d oxígeno en sangre. La presión del aire dentro de una cámara hiperbárica es usualmente dos o tres veces más alta que la presión atmosférica normal. Esto ayuda a la sangre a llevar más oxígeno a los órganos y estimula la liberación de sustancias, principalmente factores de crecimiento y células madre, para promover la sanación. Realizar una sesión con NanoViMR luego de una hiperbárica es una excelente manera de complementar el tratamiento, ya que apoya a la terapia hiperbárica iniciando la respuesta del cuerpo al daño por estrés oxidativo. Los resultados mejorados producto de los tratamientos combinados son fácilmente visibles.

Basándose en miles de tratamientos, los doctores ven mejores resultados en sus pacientes cuando el NanoViMR es utilizado en conjunto con TOB. En el Centro Médico Issels, el NanoViMR forma parte estándar el protocolo hiperbárico. De acuerdo con su CEO:

“Las personas se sienten mejor, y una continuación con una sesión NanoViMR hacen que los tratamientos hiperbáricos sean más beneficiales. También ayuda a las personas con la fatiga, lesiones deportivas, o a los atletas de resistencia a recuperarse más rápido. Nosotros utilizamos las sesiones con NanoViMR para reducir los tiempos de recuperación.”

También puede interesarte nuestra comparación del NanoViMR con hiperbáricos.

Descubre más sobre cómo el daño por estrés oxidativo es contrarrestado por el NanoViMR